Cuatro verdades sobre la menopausia

Si bien es cierto la menopausia es una transición natural para las mujeres, cada una responde a ella de manera diferente. Aquí te exponemos cuatro verdades transversales, que consideramos es beneficioso puedas asimilar sobre este proceso para mejorar tu calidad de vida:

1. La menopausia es inevitable y ocurre a todas las mujeres.

Dedica tiempo a preguntarte “¿Cómo podría cuidarme en esta etapa?” en vez de de centrar tu energía en cuestionarte “¿Estaré en realidad menopáusica?”. Es un momento de reformular el autocuidado y revisar nuestra conexión cuerpo-mente. Esto solo puedes enfrentarlo desde la apertura y aceptación del proceso hacia la menopausia.

Tu mente quiere continuar hacia adelante y que sigas haciendo lo que siempre has hecho, pero tu cuerpo, de manera evidente, te está dando señales muy diferentes. Las señales obvias en tu cuerpo son la presencia de los síntomas de la menopausia: cansancio y falta de energía, sofocos, dificultades para conciliar el sueño, dolores articulares, sensación de impaciencia con otros y contigo misma sin motivo aparente, entre otros.

El aceptar que estás en la transición hacia la menopausia se trata de levantarse del asiento del pasajero y tomar el volante de un automóvil que hoy se siente un poco fuera de control. 

Las mujeres tienen mucha más influencia en el proceso de la menopausia de lo que piensan con la forma en que eligen vivir sus vidas. Pueden modificar las hormonas de su cuerpo a partir de la predisposición y la forma en que descansan, hacen ejercicio, se alimentan y priorizan su cuidado personal.

2. Para reducir los síntomas de la menopausia, requieres realizar cambios.

Cambiar puede ser difícil, sin embargo, visualizar una mejora tangible en calidad de vida permite sostener el cambio de hábitos. Lo vemos diariamente en nuestras pacientes que consultan, cómo aquellas que hacen ajustes en sus prácticas diarias de alimentación y ejercicio, por ejemplo, les cambia su mentalidad y su forma de enfrentar los síntomas. 

Por ejemplo, una paciente nos contaba cómo hacer Yoga le ayudó a reducir los síntomas de la menopausia, tanto así que se lo tomó en serio y decidió formarse como profesora de yoga.  Otra mujer nos contaba que sale a correr 4 veces por semana a 7 de la mañana por 25 a 30 minutos y entrena fuerza 2 veces a la semana en lugar de los incansables 10K que hacía antes, y sus síntomas se redujeron “volvió a sentirse ella” como nos describía.

Asumir que es necesario realizar cambios y hacerlos son una verdad clave en esta etapa.

3. Disfruta de lo que te ocupa.

Esto es difícil y puede ser una gran exageración decir que disfrutes de la menopausia. Pero esta es la cuestión: dura años, una década para algunos. Es muchísimo tiempo para sentirnos miserables y esperar a que las cosas mejoren por sí solas.

Disfrutar de lo que haces, es una decisión. Cambiar tus hábitos tales como como realizar ejercicios o actividad física diariamente, alimentarte de manera distinta y privilegiar el autocuidado, cuando durante más de una década haz hecho las cosas de otra forma, no será simple al inicio. Sin embargo, decidir disfrutarlo te brindará una perspectiva muy diferente. Mantener la constancia y la regularidad son fundamentales, aunque no siempre tengas la energía para ello, porque es justamente a partir de esos nuevos hábitos que irás recuperando tu energía.

4. Tu cuerpo será diferente.

Creemos que es asombroso el proceso por el que transita el cuerpo durante la menopausia. Es muy fácil culpar a las hormonas por ello, sin embargo, la capacidad que tengas de adaptarte al cambio también tiene mucho que ver. 

Muchas mujeres se quedan pegadas pensando que son demasiado jóvenes para la menopausia y continúan haciendo las cosas de la misma forma generando solo una mayor resistencia al proceso, un mayor impacto de los síntomas y mucha frustración porque no están obteniendo los resultados que esperan. 

Es hora de adoptar un enfoque diferente. Ese enfoque será específico para ti y tu menopausia, no existe un manual. Sin embargo, depende de ti comenzar a reconstruir tu conexión mente-cuerpo. Soltar las frustraciones de lo que crees que tu cuerpo no está haciendo y aprovechar lo increíble que es nuestra biología procesando los cambios de la menopausia y adaptándose a un nuevo equilibrio.

Creemos que la menopausia es un punto intermedio en la vida de la mujer y que todos los cambios, no sólo los físicos, ayudarán a moldear tus próximos 40 años. ¿Qué estás creando para ti?

Más
artículos

Cuatro verdades sobre la menopausia

Más
artículos

es_CL
×

Chatea con nosotros en wattsapp!

×